Viernes 18 Agosto, 2017

(Apertura 2017) Sporting Cristal 0-0 Aurich: ¡A comprar puntería!

Foto: Prensa Sporting Cristal

Por Manuel Araníbar Luna

Si hay que resumir el encuentro la palabra es esa. Hay que comprar puntería. Dos pelotas al palo y otras cinco que no entraron ni con orden judicial dicen mucho del divorcio de los artilleros con las redes. Además Irven marró un tiro penal.

SE ESPERABA UNA GOLEADA
Los cerveceros arrancaron con una línea defensiva integrada por Revoredo, Piki, Garcés y Abram resguardando la valla de Viana. Ballón de tranquera, Loba y el Cuy en el montaje, y adelante Gabo, Ray e Irven como lanceros.  En el papel, y con la foto del tablón en la mano, todo pintaba bien. Los hinchas se frotaban las manos, saboreando un pan comido porque los rojos están bien metidos en el sótano del edificio y sin ascensor.  La discusión no era si los celestes irían a ganar o perder, sino por cuánto iban a golear. El mismo Pablo había puesto a varios chibolos como repuestos en caso de alguna avería en el motor. Pero el arco se les cerró o lo movieron de lugar porque erraron como ciegos. No nos podemos explicar cómo la mandaban a la chancha afuera cuando lo más fácil era meterla.

EL GOL MAL ANULADO A ABRAM
El Papá Noel más regalón fue Irven, con varios disparos desviados, culminando la saladera con un penal que la mandó a la tribuna vacía. Lo siguieron en los obsequios  el Gabo, Ray, Josepmir y hasta  Loba que se perdió una de cabeza. Pero no todas fueron desviadas. Abram metió una pero se la anularon aunque estaba habilitado. Los cojumentaristas dirán que fue finita.
Se llegaba, sí, pero la definían masticada, pateaban sin pensar o, por el contrario, la pensaban demasiado. Al ver que no la metían, Pablo  exigió a los celestes a que se manden con todo. Piki, seguido de Ballón, Renzo y Abram se metían a empujar el equipo quedando atrás a Garcés jugándose un solitario para cuidar las escapadas de los rojos que vinieron a rescatar aunque sea un punto, tirándose para atrás y contragolpear cuando llegara la ocasión. Y esta llegó cuando el hijo de “Lindas Tardes” Archimbaud se perdió una de cara al arco de Viana. A esto, se notó la mejoría del Charapa, que cortó muchos avances norteños y supo romperla en primera, sin poses dribleadoras  de crack, como se debe hacer en determinados casos.

LA SUERTE SEPULTADA
Al notar que los minutos pasaban y las cosas se le ponían de color rata, Pablo se jugó todas las fichas  metiendo a Rojitas por Gabo, luego a Calca por Loba, y por último al chibolo Olivares por el Cuy, pero ya estaba escrito que esa pelota no iba a entrar ni con salvoconducto, ni con orden judicial ni con tanques. Para coronar la jornada piñosa, Irven, el actual goleador cervecero,  se falló un penal bien sancionado por infracción contra Ray. Como nunca, se le ocurrió mandarla alta, y la bola remeció el letrero de la tribuna vacía. Cuando entró Olivares ya la suerte no sólo estaba echada, yacía en cristiana sepultura bajo dos metros de tierra. El Zancudito demostró que no le corre al área pero se enredó en la única ocasión que le tocó. El tocayo de Revoredo, Renzo Castañeda, sopló el Pitágoras y los rojos festejaron el punto, mientras que los celestes lamentaron la pérdida de dos. Buenas noches.

CODA

  • Unos crecen y otros se achican. Lo que son las cosas. Para la final Cristal vs. Aurich en el 68, el Estadio Nacional estuvo  repleto de hinchas norteños, en tanto sólo  un puñado de celestes alentaba en la tribuna. Esta vez en el cemento asignado a la visita sólo había ocho hinchas rojos, lo que indica la poca fe a su equipo.
  • Magia Negra. Dicen que los brujos más famosos del Perú son los de Salas y Mórrope (Lambayeque). Se meten a cementerios, roban calaveras y ejecutan una serie de rituales mientras sacuden  maracas, soplan aguardiente para hacerle la malilla a los enemigos.  Ahora bien, las malas lenguas soltaron el  runrún que entre los ocho hinchas rojos había un par de chamanes de Salas moviendo maracas como cantantes salseros para hacer magia negra de los rojos contra los celestes. Nada de eso, los futbolistas peruanos son así. Le hacen pelea a un equipo muy superior y fracasan con el más débil. Recordemos la goleada sufrida ante La Bocana, colero del año pasado.

elportalceleste.pe

Acerca de Manuel Araníbar Luna

Comentarios

RSSGoogle+FacebookTwitterYouTube
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.
s