¡Qué alguien haga algo!: Rimenses a la deriva

 

Por Luis Jara Ornay
 

Después de varios años, el mal momento de Sporting Cristal  se ve reflejado nuevamente en el torneo local. Si bien desde que los celestes volvieron a la Libertadores solo para participar (ya que competir le quedaba lejos), lo poco bueno era suficiente para los rimenses en un torneo local tan extraño. Pero hoy ni para eso alcanza.

Este Torneo Clausura es una cachetada de vuelta a la realidad en un año que se hizo todo mal. Y eso es desde la designación de José Del Solar como director técnico y quien a muchos, me incluyo, parecía convencer con las goleadas en las primeras fechas del Torneo de Verano pero el tiempo confirmaría el temor de muchos: el cargo le quedaría grande y dejaría al equipo partido.

Lo otro mal que se hizo fueron las contrataciones. Si bien en frío se podía decir que ‘el campeón debería contratar poco’ justamente por el logro alcanzado, recordemos que el campeonato obtenido por Soso fue uno de los más mediocres que recuerde. Y lo digo porque Cristal no pudo ganar una final en la cancha sino gracias al gol de Ifrán en Arequipa. Era evidente que en muchas zonas se debió reforzar y no fue así.

Los refuerzos han tenido actuaciones regulares y/o malas a lo largo del año: Mauricio Viana empezó bien y poco a poco comenzó a hacer recordar a Penny, Renzo Garcés jugaba como volante en su anterior club y ha jugado más como central que como volante en esta temporada, en la que aún no ofrece una actuación mayor a los 6 puntos,  Joel Sánchez, quizá el jugador del que se esperaba más y ofrece el más bajo rendimiento de los refuerzos. Similar es el caso de Christhian Ortíz, delantero que venía de una gran campaña en la San Martín y se hizo una novela sobre su llegada para que sea uno de los más criticados esta temporada. Finalmente está Rolando Blackburn, quien hasta ahora su llegada es una interrogante porque pasó más tiempo en el banquillo que jugando.

Del Solar comentó en la entrevista que le hizo El Portal Celeste a inicios de temporada que muchos de los refuerzos ya estaban fijados antes de su llegada y estos dependían de la hoy extinta Comisión de Fútbol. Para el Torneo Clausura, ya con Pablo Zegarra en el cargo, el club solo realizó una contratación: la del juvenil Marcos López de la Universidad San Martín. Paralelo a ello se dieron las salidas de Ifrán, Blackburn y el préstamo de Revoredo, esperando que debían llegar otros jugadores para cubrir esos puestos pero para el técnico no era necesario contratar más jugadores y ascendió a algunos de los jugadores de la Reserva del club.

Una decisión arriesgada y aplaudida por un gran sector de los seguidores celestes que critican mucho la apatía o falta de rebeldía de varios jugadores de la plantilla principal del equipo y apuestan por los jugadores de la Reserva que vienen haciendo buenas campañas desde hace algunos años. Sin embargo, ese exceso de confianza pasaría factura ya que, ante la lesión de Céspedes, Abram pasó a jugar de lateral izquierdo estas fechas siendo la antigua pareja de contención de Ballón y Cazulo la nueva pareja de centrales.

Y acá es mi crítica al actual técnico, sé que agarró al club en un momento muy complicado y que sería bien difícil poder remediar en poco tiempo la situación. Pero ya en varios partidos se ven errores de lectura en los encuentros, sumado a la excesiva confianza en jugadores que siguen sin responderle como el caso de Sánchez u Ortíz. 

Personajes como Lombardi o Debackey ya no están más en el club pero aún se sienten las secuelas de algunas malas decisiones que vinieron realizando en los últimos años. La ‘volteada’ que recibió Cristal ayer la sufrió también Del Solar, Soso y Ahmed, reflejando así la descompensación defensiva que padece el club. Hasta pareciera que nos acostumbramos a las goleadas.

Y para aquellos hinchas ansiosos del resultado, comprendo muy bien su impotencia de ver como el club viene en caída libre y parece que no se puede evitar ello. Pero tampoco se puede pedir la cabeza del técnico tan rápido cuando, desde su llegada, se sabía que era parte del riesgo al ser su primera experiencia en Primera División. Similares situaciones pasaron Ahmed, Soso y hasta Del Solar, por lo que creo lo más adecuado será que Pablo Zegarra llegue a fin de año como se había anunciado.

Finalmente no quiero dejar de mencionar las críticas que viene recibiendo El Portal Celeste, sobre las pocas críticas al mal momento del equipo. Lastimosamente en este año muchos de los que pertenecemos a este medio andamos con temas externos que complican el tomarse el tiempo a una crítica certera. Pese a ello, a través de redes alternas como el Twitter se pueden ver algunas impresiones de los integrantes sobre la actualidad del equipo.

Este medio es administrado por hinchas que dedican su tiempo sin beneficio alguno e intentan informar sobre la actualidad del equipo, incentivando siempre a que se acuda al estadio a verlos porque, no solo en los momentos buenos se alienta. Y si compartimos los resúmenes de los encuentros es porque muchos de nuestros seguidores no tienen la suerte de ver el encuentro en directo. Sé que duele compartir las derrotas pero esa es la actualidad del equipo por más cruda que sea.

Hoy la dirigencia está en silencio, el equipo en caída libre y el hincha de seguro piensa que es mejor no ir para mostrar su rechazo. Así es la realidad del Sporting Cristal, un equipo que parece está a la deriva.

 

elportalceleste.pe

About albto

Editor General de “El Portal Celeste” | Corresponsal de “Pasión Fútbol”

Check Also

(Torneo Centenario) Sporting Cristal – Sub 15 & Sub 17: Semifinales

Este fin de semana se jugaron los cuartos de finales del clausura por el Torneo Centenario, ambos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *