Cortitas del Cristal-Muni‏

10842332_942769485735068_1501076266417541481_oPor Manuel Araníbar Luna (@Manoloymas)

Temblores en la retaguardia…

En líneas generales el equipo anduvo  solvente de mitad de la cancha para adelante. Lo mismo no se puede decir de la mitad para atrás. Queremos creer que esto sólo será hasta que logren comprenderse. Recemos para que así sea por los partidos de los partidos, amén. Porque una pareja de centrales debe ser como su nombre, PAREJA. Calculamos que estarán ya amoldándose luego de un par de meses. Y si es mucho antes mejor porque tiempo ya no hay. Se vienen tantos partidos seguidos que para darse un pequeño reposo van a tener que vivir en los estadios.

Ya se ha dicho que los guardianes del área chica deben leerse el pensamiento. Si uno sale el otro cuida las joyas de la casa. Los cruces y relevos deben hacerse de memoria. La trampa del offside debe ser  con relojito, la línea debe recta como regla de albañil,  nadie debe quedarse rezagado. Y esa fue la cojera del equipo. No se comprendieron. Los franjistas  se metían por el medio de los dos y estos no se ponían de acuerdo sobre quién debía encarar a sus arietes. Por momentos parecía que recién los habían presentado. Estas desinteligencias no notaron tanto porque cuando uno va ganando holgadamente por tres a cero en medio tiempo esos errores se perdonan. Pero en la Libertadores no hay perdón.

El sombrero de Josué

Estrada la hizo bien, independientemente de su gol. Claro, está reemplazando al Yoshimar y quiéralo o no, la hinchada va a comparar las fortalezas de uno con las flaquezas del otro. En definitiva, Josué Daniel Estrada Aguilar (07/set/94) no tiene el estilo del bandista chalaco pero sabe poner  lo suyo. Sabe proyectarse aunque aún le falta el rápido retorno y unos cien gramitos de cintura. Ah, y por lo visto tiene gol.  Se presta muy bien  para cruces y relevos y sabe hacer los cierres. Cambia posiciones y por momentos se mete por el centro. Fue así como logró incrustarse  como estilete entre los dos centrales y  le supo hacer el sombrero cajamarquino al Loco. La pelota entró dando un bote suavecito pero nada le haría cambiar su trayectoria al gol.

Chyavetita, afila tu herramienta…

Muchas veces los entrenadores dan en el clavo. A Mosquera le ligó cuando movió los trebejos para bajar a Piki de volante por derecha a contención. Así también la hizo cuando reubicó a Usaín. Nunca fue más atinado y la hinchada se lo agradece. Decimos estoporque a los lados también había una pequeña cojera. No tanto por la izquierda porque Josué Estrada la hizo más o menos, pero en el sector derecho Edinson Chávez no es un quitador de bola.

Desde el 2014 el Chavetita fue puesto ahí como llanta de repuesto y todos pensábamos que sería por un par de semanitas hasta que trajeran un lateral neto, porque como todos sabemos el puesto de Chávez es treinta metros más adelante.  Recordemos las que tuvo que pasar cuando el marcador del Aurich se proyectaba por su banda. Y no es que Edinson sea un fracaso, es que Chaveta no es de ahí.  Una cosa es que trate de hacerla lo mejor que puede y otra que lo logre. Por ejemplo el año pasado metió el gol de la estrella 17 cuando apareció por su verdadero puesto. Gracias, Chaveta, pero ahora tienes que ponerte mosca y afilar tu herramienta.

Los gladiadores de la barba…

Ballón se está perfilando para ser la ayuda eficaz para el Piki en los partidos de visita por la Libertadores. Recordemos que el Piki es un incansable chaski con barba nacido en Montevideo, pero él en partidos internacionales no se da abasto como única contención.

Ayer el Barrabás corrió todo el campo pero a diferencia de los partidos de presentación en que anduvo más perdido  que  diente de ajo  en mermelada, esta vez  sí halló un caminito  por donde transitar, acompañó hacia el arco  por la izquierda quedándose el Piki para atender los contragolpes por la derecha. Y fue así como pudo anotar su gol. Irven  se la jugó el Piki por la diestra y siguió metiéndose por el jirón de la Unión, es decir por el centro. El Pitbull celeste  lanzó un flechazo con curva que pescó al Irven un paso adelantado. Este no perdió tiempo, se dio la media vuelta y la supo acomodar para hacerse una chalaca baja. Todo el mundo gritó el golazo antes de tiempo pero la bola dio en el tronco y salió brincando como el conejito de la pila. Hasta ahí llegó el Barrabás  para darle el tiro de gracia. Nadita elegante porque hizo la ilógica, le dio con pie cambiado, con el talón de Aquiles, pero gol es gol aunque le des con el omóplato.

¿Cuántas becas este año?

¿La propaganda dice “un gol y una beca”, no? Si las cosas siguen así,  como mínimo los celestes lograría dar estudios gratuitos por lo menos a 80 chibolos. Recién estamos en febrero y ya van cinco. ¿El año pasado cuántas metieron? Cerca de 70, creo. Este año hay un equipo más. A ver, cerveceros: ¿Cuántos goles –y becas- creen que  lograrán los celestes?

www.elportalceleste.pe

Check Also

“Empate de diez celestes contra doce” Por Manuel Araníbar Luna

Foto: Facebook Universitario Por Manuel Araníbar Luna Seguir @esquinaceleste Si algo bueno se hizo en ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *