sábado 23 septiembre, 2017

Comerciantes 1-3 Sporting Cristal (Clausura 2016): Triunfo con ‘sombrerazo’ de Rojas

EPCPor Manuel Araníbar Luna

Hablemos claro. El cervecero ganó  pero no gustó. Es que los hinchas celestes son exigentes porque para la hinchada el equipo celeste debe tener las 3 G. No obstante es del caso decir que el once de La Florida fue efectivo: tres contragolpes, tres goles. Ahora bien, cabe también señalar que la cancha no se prestaba para el juego de toque, además se estaba jugando a una altitud de 2637 msnm, lo que no es poco. Pero como dijo el carnicero, vayamos por partes.

Grados respondió y salvó varias pelotas peligrosas aunque los delanteros morados le dieron su ayudín fallándose por lo menos cinco goles más cantados que el himno nacional. Su único error fue cuando tapó el tiro libre del arquero local. Tenía que sacarla rápido pero se echó a relojear. Pero no importa, de todas maneras se ganó.

Stevie Wonder jugando para los morados…
 La defensa era un carro desbalanceado, con un par de fetuccinis por un lado y dos chaparros por el otro.  El zurdo Cossio se proyectaba a cuentagotas y no porque no pudiera sino que el diminuto Ardiles le estuvo rompiendo la cintura. Bernaola iba bien por arriba gracias a su buen tallarín, además estuvo mosca en los cruces y las cortinas para apagar el fuego en las peligrosas entradas de los locales que en determinado momento estuvieron jugando al ollazo. Pero si se sabe que el arma mortal de los morados son los bombardeos por alto para sus buenos cabeceadores, ¿cómo vas a poner a Chaveta (1.64mts) y Piki (1.67mts) contra varios tallarinazos morados? Por otra parte individualmente los de atrás cumplieron pero colectivamente jugaron divorciados. No se entendían, no había un “sal tú que me quedo yo”, tanto así que regalaron un gol que significó el del descuento. Y si hablamos de las pelotas aéreas  el noventa por ciento las ganaron los morados, menos mal que con menos puntería que Stevie Wonder.

Callejón de Huaylas…
Loba la tocaba poco. Como organizador andaba un poco desubicado, más que todo debido a que actuaba con arresto domiciliario porque no salía de campo celeste. Apenas le llegaba la redonda le caían dos morados. A su lado, el Chapu más bien desganado, tímido, falto de fútbol.  Aquino acompañando a Ballón la luchaba ayudando a cubrir los avances de los locales. Pero hubo momentos en que no hacían ni lo uno ni lo otro. Así las cosas, a veces uno olvida que Loba siempre nos sorprende con una genialidad. Córner desde la izquierda pintada para su pierna de artista. Y le metió tal curva de Pasamayo que la pelota raspó el travesaño. Mala pata. Mejor dicho, buena pata del maestro pero mala suerte. Sin embargo, una campanita nos decía que el receso por la Copa América le había aguzado el ingenio. Y la realidad dejó espacio para la fantasía cuando Loba viendo de reojo cómo Ray arrancaba como un rayo  desde su cancha por la derecha le mandó tal bola en callejón de Huaylas que dejó a toda la defensa morada a contrapié. Ray agradeció el  y batió al arquero con un puntazo, uno a cero. Choque de palmas y puños.

Un fedayín en bicicleta invisible…
Dos minutos después, el mismo Loba genera un avance cambiándola de punta. Y de un puntazo Ray la envía estilo chacra para Silva que fusila al arquero con un fusilamiento de verdad porque le da en el cuerpo y la gorda regresa como canguro  saltando en botes de a metro. El fedayín Ballón que llega en segunda oleada salta y se monta sobre una bicicleta invisible,  pedalea y la mete a las mallas. Dos a cero, facilito. Tan facilito que dos minutos después una desinteligencia entre defensas (“patéala, es tuya”, “no, mejor dale tú”) ocasiona que se entrometa un delantero morado y anote el del descuento, facilito también. Dos a uno. Así van al descanso.

Acorralados y sufriendo…
Al regreso de los camarines todo cambia. Los locales se vienen con todo y los cerveceros sufren. Esta vez sí que san Juan en su víspera ayuda al once de la Florida porque la bola se pasea por el área cervecera sin atreverse a entrar. Un asedio asfixiante que no tiene cuándo acabar. Los celestes cansados sólo atinan a rechazar lanzando uno que otro contraataque pero mayormente se juega en campo celeste. En un contragolpe el Barrabás se falla una por definir de zurda. Hasta que tras los cambios (Súccar por Silva, Alexis Rojas por el Chapu) los jugadores empeñosos que se quieren ganar el puesto le dan un poco de oxígeno a los rimenses. Rojas entra para ayudar a Chavetita que era una herida por donde manaba el peligro.

Sombrero cajamarquino…
Pero Rojas quiere aportar y, al recibir una precisa pelota de Loba, se da un autopase que quiebra al marcador, este que regresa para subsanar el ridículo y –peor para él-  Alexis lo vuelve a quebrar, levanta la cabeza, ve salido al pobre arquero Rosales y le teje un sombrero de su propia tierra, de Cutervo. La bola hace un arco iris y se mete por obra y gracia de un jovencito que quiso aportar y lo logró. 3 a 1 definitivo y se termina el miedo al empate. Los celestes lo corretean para patearlo por su ópera prima. Y las pataditas del primer gol lejos de dolerle le alegran.
Vaya, Alexis, las cosas que tiene la vida. Los hinchas dicen que te falta biotipo. Quizás, pero lo compensas con estos goles de calidad. Garay comprende que después de un gol así hay que cambiar el nombre del estadio Maldonado por Biendonado. Sopla su silbato y se va al hotel a ver la repetición de tamaña obra de arte. Buenas noches.

FICHA TÉCNICA
Comerciantes Unidos (1): Rosales, Mayme (Llatas), Mereles, Brundo, Laura, Chávez (Seminario), Flores, Ardiles, Rosell (Dick Rios), Rivas, Pérez.
Goles: Perez (41´PT)
Sporting Cristal (3): Grados, Chávez, Cazulo, Bernaola, Cossio, Ballón, Aquino, Lobatón (Ysique), Ramúa (Rojas), Sandoval, Silva (Succar).
TA: Chávez, Lobatón, Sandoval, Silva, Ballón, Grados
Goles: Sandoval (37´PT), Ballón (39´PT), Rojas (41´ST)

elportalceleste.pe

Acerca de Manuel Araníbar Luna

Comentarios

RSSGoogle+FacebookTwitterYouTube
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.
s