Martes 27 Junio, 2017

¡Ocho goles en dos partidos!

Por Manuel Araníbar Luna

La afición esperaba este duelo  con el fin  de comprobar dos cosas: una, que se tiene la capacidad de ganar en cancha chica, y dos, que la goleada del partido anterior no era flor de un día. Y el hincha se fue del Gallardo contento y lleno de optimismo.

PELEA DE PULPOS
Bien, esta vez se venía un partido ante un equipo que jugaba al estilo Chemo. Un equipo cuajado, licuado y homogenizado que empezó atorando a los celestes desde las líneas posteriores y cuyo pressing asfixiante no dejaba armar ni una sola carpita contra el sol. Ambos equipos jugaban como mirándose en un espejo y por momentos se asemejaba a una pelea de pulpos que se tenían agarrados por todos lados, pero parecía que  los santos jugaban con un tentáculo adicional porque llegaban más veces que los rimenses,  taponeando la salida por las bandas originadas por los saques cortos de Viana a sus cancerberos, y logrando que los sacamuelas tocaran a la puerta de Mauricio que, al borde del precipicio, se las sacara a ellos.
Así, exigidos y casi maniatados, afrontaban una  prueba de fuego más caliente que la cancha; había que hacer variantes y apelar al toque original, hacer la diferente pero siempre  mirando hacia adelante, apretando el acelerador. Y es así como los diablos celestes empiezan a crear alarma roja entre el área de los beatos cuya canonización no se llega a concretar porque el Papa Che Francisco está dando la misa de doce en el en el Vaticano.

SALTOS DE CONEJITO
El Gabo empieza a triangular con Loba y el Cuy y pero siempre habilitando con velocidad y trocando puestos. Y hablando de celeridad, Ray, recordando que es un rayo, la juega hacia Loba que se la pone en callejón oscuro, y metiendo fierro a fondo destronca dos veces a su marcador y habilita al Gabo que se la juega a Costa, este se la mete  para Ifrán. Y no se sabe de dónde se aparece Ray en medio de un par de defensas para tocarla suavecito  al otro lado de Farro que, tieso como un fierro, queda a contrapié, y la redonda entra saltando lenta y suave como un conejito. Uno a huevo y el Cervecero se llena de confianza. Se toca más pero sin perder el ritmo. Los sacamuelas contragolpean y en una de ellas se escapan pero la Oveja Mauricio la rechaza porque en la práctica es un serenazgo que se estaciona de brazos cruzados  en la pista rechazando toda pelota que le llegue a las manos.
No son nadita mansos los predicadores, llegan bien por todos lados aprovechando la defensa adelantada de los cuatro cancerberos rimenses. Pero Viana (17 de nota)  las baraja con pana, y salva un par de peligrosos remates.

EL PIQUI NACIÓ ZAMPÓN
Los celestes tocan y tocan esta vez por el centro que se encuentra lleno de tocadores que construyen  paredes de edificios sin ayuda de Odebrecht, y en una de ellas barren a Rambo. Tiro libre, Loba la bombea, pivotea Rocky y la pelota va elevada hacia el Piqui. Que se la gana pierna en alto a Farro que lo que agarra es barro. ¿Y qué le queda al gladiador? empujarla con toda la paciencia del mundo. 2 a huevo. Se interrumpe el el juego para la pausa que refresca y el Chemo le pregunta a Piqui.

— ¿Pardiez, buen hombre barbado, podéiz dezirme qué hazíais allá, coño? ¿Quién oz mandó?

Nadie, porque el Piqui se manda donde le da la gana, porque nació zampón, porque le gusta meterse donde nadie lo llama. Así es el Piqui, no le gusta estar amarrado en una sola zona. Gracias, Piki, sigue proyectándote  nomás, que a ti no te digo nada.

VIANA, LA RANA Y LA PERSIANA
Los beatos a pesar de una tarjeta colorada, siguen atacando. Sporting sigue contragolpeando. Loba (15 de nota)  se pierde una pelota que se va al turbulento  río y le anulan un golazo al Gabo (18 de nota) por tomarla con la mano. No se la creemos a Blanco, pero no importa porque Gabo, al fin y al cabo, es uno de los mejores del campo, junto a Piki (16 de nota), un mariscal de campo, y Viana, que salta como una rana, reparte como aduana y cierra el arco como persiana.
Para el segundo periodo solar (ya estábamos en los 33 grados Celsius y se podía freír un huevo en el piso) entran el Irven, Pedrito Aquino y Garcés y el equipo no desentona. Irven, recién salidito de la lesión se falla un gol por entrar con los zapatos cambiados, Pedrito sigue siendo un carro rompehuelgas que desarma a los santurrones, Garcés, salvo uno que otro desencuentro vigila como guachimán. Los celestes entran más relajados pero siempre en guardia porque los catequizadores  siguen tocando la puerta de Viana que con un portazo les dice que hoy día no se reciben goles, que regresen mañana tempranito.

RAMBO EN EL PUNTO G
El trío de tocadores Joel—Loba—Gabo sigue tratándole bien, con pases en profundidad y triangulaciones geométricas al que los españoles llaman tiki taka, y cuando Loba se la suelta en callejón a Rambo lo traban en el punto G, donde la pone el mismo Rocky que la patea suave, tan suave que el arquero la manotea pero con los guantes embarrados de mantequilla, la bola se le chorrea y se mete al condominio. Tres a huevo y el Extremo hace temblar las graderías. El árbitro Blanco, un tanto marrón por el infierno de calor que es esa cancha, sopla el pito creyendo que es un marciano de chicha morada y se retira a la ducha, buenas noches.

CODA
Triunfo más que meritorio que el anterior en Sechura por la calidad y espíritu de lucha del duro rival que le tocó esta vez al Cervecero. Los rimenses demostraron que el equipo ya se está integrando con las nuevas contrataciones. Ahora la lucha por el titularato dará como resultado que jueguen los que mejor se encuentren en calidad y en actitud, en capacidad física y en química con sus compañeros. Y en la sombrita de la caseta, el Toro Blackburn  y Titi Ortiz se van enterando que para ser titulares las tienen que pelear.
¿Qué falta? Algunos ajustes, por mientras un par de parches en algunas fugas de agua de la defensa en cruces y relevos; y un medio kilito de puntería para definir, sin dejar de lado el incremento de velocidad en salida y retorno para la Libertadores porque el equipo está corriendo a 60 por hora mientras en el extranjero se juega a 100.

elportalceleste.pe

Acerca de Manuel Araníbar Luna

Comentarios

RSSGoogle+FacebookTwitterYouTube
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.
s